Seguro que has oido muchas veces aquello de  “más simple que el mecanismo de un botijo”. Pues resulta que eso de simple tiene poco.

En 1990 Gabriel Pinto y José Ignacio Zubizarreta, profesores  ambos de Química en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) desarrollaron un modelo matemático para explicar dicho funcionamiento. mecanismo botijo

Pinto, se cuestiono si el botijo enfriaba el agua o unicamente la mantenía fresca, por lo que  se propuso analizar la capacidad de enfriamiento que tenía un botijo. Así que se hizo con uno, y con la ayuda de un termómetro y una estufa, empezó a sacar conclusiones.

Según iba realizando el experimento,  fue desarrollando un modelo matemático para explicar el proceso de enfriamiento de aquel recipiente de barro. Otro profesor de Química , José Ignacio Zubizarreta, se interesó por el experimento y ayudo a afinar los cálculos gracias a sus conocimientos en termodinámica. El resultado del trabajo realizado por Pinto y Zubizarreta son dos complejas ecuaciones diferenciales; así que el mecanísmo de un botijo de simple tiene más bien poco.

Cuanto bien hubieramos hecho al planeta de no haber abandonado al botijo en favor de la botella de plástico, ¿verdad?

 

Deja un comentario

WhatsApp WhatsApp