Esta activista anti-selfie triunfa en Instagram de esta manera:

 

'Stef muere en la Maratón de París'. Junto al río Sena, París.

‘Stef muere en la Maratón de París’. Junto al río Sena, París.

Como artista «y como individuo», Stef asegura que muchas veces hacerse este tipo de fotos es, para ella, una obligación, «sobre todo en las situaciones más incómodas»: «Me permite concentrarme física y emocionalmente en capturar un momento en el tiempo. Tengo que comprometerme totalmente a estar ‘en el momento’ para poder hacerlo».

 

'Stef muere junto a un payaso en Roma'. Roma, Italia.

 

‘Stef muere junto a un payaso en Roma’. Roma, Italia.

El resultado es un trabajo que utilizan incluso en algunos colegios para enseñar a los adolescentes que existen alternativas al perfeccionismo de los selfies y de la cultura online. «No esperes el momento perfecto ni la foto perfecta, sólo sé tú mismo y eso será suficientemente bueno y, al final, increíblemente interesante», aconseja.

'Stef muere con Popeye y su postureo'. Hotel casino Wynn, Las Vegas.

 

‘Stef muere con Popeye y su postureo’. Hotel casino Wynn, Las Vegas.

Recuerda todas y cada una de las fotos de su proyecto: con quién estaba, cómo se sintió, qué vio… Tuvo que salir de su cabeza para meterse en el momento. «Créeme, es muy difícil no estar presente cuando estás boca abajo comiendo tierra», cuenta.

 

'Stef muere en la costa Amalfitana'. Costa Amalfitana, Italia.

 

‘Stef muere en la costa Amalfitana’. Costa Amalfitana, Italia.

Todo empezó como una broma. Stef se reía de su propio cansancio y decidió que quizá, si capturara esos momentos para después volver sobre ellos, encontraría muchas situaciones de su vida absolutamente ridículas.

 

'Stef muere en una fuente corsa'. Córcega, Francia.

 

‘Stef muere en una fuente corsa’. Córcega, Francia.

«Stefdies siempre ha sido un reflejo directo de mi deseo de aferrarme a estos momentos aparentemente menores o, por el contrario, enormes de mi vida, que sabía que acabarían arrastrados por los estragos del tiempo o la memoria si no los capturaba en su debido momento», explica la artista, «un momento nunca perfecto, ya que la perfección no es lo que busco sino simplemente la realidad de la situación en todas sus imperfecciones».

 

'Stef muere en la donutería'. Dum Dum Doughnuts.

‘Stef muere en la donutería’. Dum Dum Doughnuts.

Todo sucede muy rápido, de forma «normalmente dolorosa y repentina». Stef no sabe nunca cuándo se convertirá en Stefdies. Es tan espontáneo que en ese momento sólo se le pasa por la cabeza que se va a manchar la ropa.

 

'Stef muere en el Altar de la Patria'. Roma.

‘Stef muere en el Altar de la Patria’. Roma.

La sorpresa llegó con la respuesta entusiasta de amigos y extraños, que veían aquella situación ridícula y la reacción de los transeúntes estupefactos y no podrían reprimir la carcajada. «Quería seguir dando algo positivo al mundo al tiempo que utilizaba el arte para sintetizar mis pensamientos sobre nuestra impermanencia en esta tierra», recuerda. Así que siguió.

 

'Stef muere deseándote feliz Navidad'. Taller de Santa Claus.

‘Stef muere deseándote feliz Navidad’. Taller de Santa Claus.

No hay lujos ni preparación. Sólo la vida exactamente como está en ese momento. La vida, y una mujer desplomada boca abajo en mitad de la calle, o de una tienda, o de un museo… Donde pille.

 

'Stef muere bajo un gato grande'. Arles, Francia.

 

‘Stef muere bajo un gato grande’. Arles, Francia.

Hacerle elegir una foto preferida es como preguntarle si quiere más a papá o a mamá: «Todas se convierten en algo especial, cada una con su experiencia que la hace especial y única», cuenta.

 

'Stef muere empujando a su amiga en silla de ruedas'. Urgencias, Sacramento, California.

 

‘Stef muere empujando a su amiga en silla de ruedas’. Urgencias, Sacramento, California.

La artista estadounidense confiesa que tiene «un montón de imágenes» inéditas de Stefdies, que guarda para un libro. «El eslogan oficial de Stefdies es ‘deja huella’. Me gustaría pensar que es lo que estoy haciendo».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario